19 julio 2012

Imperios de Terceira


"Imperio" en São Sebastião







Una tradición de las Azores es el culto al Espíritu Santo, especialmente en la Isla de Teceira. Cada pueblo y cada barrio posee su "imperio do Espírito Santo", nombre dado a unas capillas vistosamente decoradas, con los vanos cubiertos de vidrieras y adornados con cortinas y rematados por la corona imperial. A los impérios está normalmente asociada uma dispensa o copeira, espacio destinado al almazenamiento de los aderezos utilizados, de los víveres y vituallas y para la confección y distribución de funciones y demás rituales.  La mayoría de estos edificios datan del s. XIX o de principios del s. XX, probablemente como resultado de la llegada entonces de fondos de los emigrantes en Brasil y California. Los Imperios do Espírito Santo son mantenidos por hermandades cuya misión principal es organizar las fiestas, que siguen un ritual cuya práctica se remonta al principio de la colonización, cuando los isleños adquirieron la costumbre de invocar al Espíritu Santo con ocasión de las catástrofres naturales. En un principio su vocación era esencialmente caritativa y uno de los objetivos principales era organizar un comida para los pobres. Todavía hoy, con motivo de la fiesta, el pueblo elige un emperador, que es coronado por un sacerdote, y recibe los atributos, que son el cetro y la corona, ofrecidos en una bandeja de platga. A continuación el emperador es conducido al imperio y allí recibe las ofrendas para distribuir a los pobres y les invita a compartir con todo el pueblo el banquete; más tarde se celebra la tradicional tourada à corda.


Tourada à corda en Angra do Heroismo, donde todas las tardes había alguna.

Javier se acercó más al toro

Delante de mi particular "imperio do Espirito Santo", donde tuve que acudir en busca de cuidados médicos

3 comentarios:

Julen Iturbe-Ormaetxe dijo...

Andaaaaa, si por ahí hemos estado nosotros también ;-)
Abrazos desde esta esquina del mundo.

J. Andrés dijo...

Qué maravilla de entrada Juan. Azores está en mi agenda desde hace demasiados años. Las fotos de los imperios me encantan. También las demás.

Carolina del Olmo dijo...

Maravillosos y naives los Imperios.
Y una isla sorprendente!